Con los abuelos

Les enfants chez mamie et papi

Los abuelos, disponibles y bondadosos, juegan un papel esencial en la vida de los nietos. Transmiten el espíritu familiar, valores de amor y consejos para ayudarles a crecer. Los días que pasan juntos marcarán a los niños y los recordarán toda la vida. En forma de sensaciones, sabores u olores, quedarán grabados para siempre en la memoria.

Se aprende y se crean recuerdos

Aquaspace

©Service communication CAB

Todo el mundo se pone el bañador y a disfrutar de un momento lúdico para compartirlo en el complejo acuático de Beauvais. Baños y risas en el programa. La abuela vigila desde la tumbona y el abuelo da consejos para mejorar la brazada. Se lo pasarán como niños: meteos en el río acuático y dejaos llevar por las corrientes o disfrutad del tobogán a toda velocidad.

Los talleres de Marianne

El buen olor a bizcocho que sale de la cocina de la abuela, todo el mundo lo recuerda. Con Marianne grandes y pequeños participarán juntos en talleres culinarios: aprended a hacer un brownie, un cupacke o un pastel de yogur… y os llevaréis vuestra creación. Además, los niños podrán repetir la receta en casa. Un gran descubrimiento de colores, olores y sabores.

@VisitBeauvais

El reloj astronómico

©Service communication CAB

Esta obra maestra de precisión está formada por 90 000 piezas mecánicas, 52 esferas y 68 mecanismos. La magia opera cuando en las sesiones cotidianas, cobra vida y todos estos elementos animan en una presentación audiovisual que ilumina los ojos de grandes y pequeños. Las esferas representan la medida del tiempo sideral, los ciclos solares, la declinación del sol… ¡Se aprende divirtiéndose!

Musée de la Vie Agricole et Rurale de l’Oise

Adentraos en 1900, en una antigua granja-escuela y convertíos en escolar, granjero o forjador durante unas horas. Los abuelos aprovecharán para contar anécdotas de su infancia y los nietos estarán encantados de saber más. En verano, todo el mundo se lo pasa en grande en el Maïs aventure: un recorrido de enigmas, kartings con pedales y juegos típicos que encantarán a grandes y pequeños.

©Musée de la vie agricole et rurale de l’Oise

Tren de vapor de Beauvaisis

©MTVS

¡Chu chuuuuuuu! Una inmersión en el universo de los trenes gracias a un equipo de apasionados y, sobre todo, un viaje en el tiempo garantizado en esta locomotora de 1898. Venid al andén de la estación y agudizad el oído para escuchar el silbato que indica la salida. Todo el mundo se instala en los vagones y allá vamos para recorrer unos kilómetros por el campo.

Jardin du Brule

Didier transmite su pasión por la jardinería a todos los curiosos, grandes y pequeños. Aprended a plantar tomates u otras verduras del jardín, a mantener un parterre de flores o incluso, a cultivar una viña… Os hará pasar un agradable momento en su magnífico jardín de mil olores y colores. Y si abrís bien los ojos, quizás veis una pequeña ardilla cruzando entre los árboles.

©VisitBeauvais

Compartir momentos agradables en la mesa

Au Bureau

©Au Bureau

¿Hay algo más práctico que una brasserie abierta todos los días y con servicio continuo durante todo el día? Sobre todo, cuando se está de paseo: no hace falta mirar el reloj ni darse prisa. Au Bureau, adentraos en un decorado moderno de pub londinense con grandes sillones de cuero en los que instalarse cómodamente. Menú infantil y platos variados en la carta para los abuelos. ¡Todo el mundo disfruta!

Le Jeanne Hachette

Importante no perderse la merienda de las 16:00 h, así que dirección la place Jeanne Hachette en el centro de la ciudad de Beauvais: ¿podéis olerlo? Chocolate caliente, crepes con azúcar, dulces, pasteles… ¡qué difícil decisión! Incluso los abuelos disfrutarán de un dulcecito. Se agradece encontrar un poco de comodidad y partir con fuerzas para el resto del paseo.

©VisitBeauvais

¡Descansar y recuperarse!

©Benjamin Teissedre

Camping de la Trye

©Camping de la Trye

Aquí los niños no se aburrirán: alojamientos insólitos para toda la familia como una tienda safari, un tipi en altura, un cocosweet, un castillo móvil… ¡Hay incluso algunos que tienen jacuzzi privado! Además de actividades para compartir: piscina cubierta y climatizada con tobogán, kartings con pedales, rosalies, trampolín, pista de petanca, pirámide de cuerdas, paseo en poni, canoa kayak, pesca…

Les Glycines de Saint-Sulpice

Jean-Luc y Juliette os abren la puerta (decorada de glicinias) de su magnífica granja. Aquí seréis recibidos como miembros de la familia = simplicidad, generosidad y convivencia. Instalaos en la suite «Montagnarde»: 50 m2 abuhardillados en un ambiente de chalet en la montaña. Aquí encontraréis una cama para los padres y dos camas individuales para los niños. ¡A todo el mundo le encanta venir a Les Glycines!

©VisitBeauvais